Bea, clienta de Lashes & Go y pelirroja: “Para mí las extensiones son el mejor invento del mundo”

Bea, clienta de Lashes & Go y pelirroja: “Para mí las extensiones son el mejor invento del mundo”

Beatriz López tiene 21 años y un maravilloso cabello pelirrojo, pero, como suele ocurrir en estos casos, también, como buena pelirroja, tiene unas pestañas naturales casi invisibles. Bea es clienta de Lashes & Go, exactamente del centro que tenemos en Las Tablas (Madrid). Cuando se miró por primera vez al espejo con nuestras extensiones de pestañas el flechazo fue instantáneo, no se creía el cambio, sus ojos parecían otros. ¡Por fin había descubierto el mejor aliado para su mirada!

Bea, cuéntanos cómo son las pestañas de una pelirroja.

Son rubias, demasiado rubias. Siempre he dicho que cuando salgo sin rímel a la calle parece que estoy enferma, así que nunca solía salir de casa sin rímel.

¿Cómo descubriste Lashes & Go?

Fue por casualidad. Abrieron el centro de Las Tablas al lado de la peluquería donde yo trabajaba y un día vino Andrea –la directora del centro– a hacerse unas mechas y me convenció para ponerme las pestañas.

¿Cómo han cambiado las extensiones tu mirada?

Para mí las extensiones son el mejor invento del mundo, sobre todo porque como las tenía tan blanquitas tenía que estar 15 minutos maquillándome con rímel, me manchaba el párpado entero, y era un rollo. Ahora salgo de la ducha y estoy lista. Además me dan mucha más profundidad al ojo, con el rímel no conseguía las pestañas que ahora tengo.

¿Qué extensiones te has puesto y por qué las elegiste?

Elegí las 3D porque nunca había llevado extensiones de pestañas y me daba un poco de miedo verme demasiado recargada. En el centro me aconsejaron que empezara con las 3D y que en la reposición, si me gustaba el efecto, podía ir alternando con las 5D, la próxima vez posiblemente ya me atreva con ellas.

¿Cómo fue la experiencia de la primera puesta y al mirarte al espejo?

La experiencia fue genial, me sentí muy cómoda. Las chicas son encantadoras. Al principio me lloraba un poco el ojo (risas) y mi técnico lo pasó un poco mal (risas), pero al final muy contenta. Al mirarme al espejo el cambio fue increíble.

¿Por qué recomendarías a alguien ponerse extensiones?

Por la comodidad, sobre todo a la hora de maquillarse, y porque con el rímel es imposible conseguir esta maravilla de pestañas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.